Las hermanas Angeles, Blanca y Ana Gómez-Aller gestionaban el patrimonio de su madre mediante poder notarial desde Agosto 2007.  En Octubre 2011 la internaron en una residencia. 

Un año después, en Diciembre 2012, la anciana señora fue declarada legalmente incapacitada por padecer Alhzeimer avanzado, por lo que las hermanas Gómez-Aller se vieron entonces obligadas a presentar ante un Juzgado de O Porriño un inventario por el que se apreció una muy considerable merma sin justificar de ese patrimonio que ellas manejaban sin otro control desde Agosto 2007, fecha en la que su madre ya se medicaba con un fármaco específico para la enfermedad.

Ver aquí:

UNA DIFERENCIA DE CUATRO MILLONES DE EUROS

También:

RESULTARON DENUNCIADAS ANTE LA AGENCIA TRIBUTARIA

Print Friendly Version of this pageImprimir Get a PDF version of this webpagePDF